La entrevista en profundidad

Una entrevista en profundidad es básicamente una técnica basada en el juego conversacional. Una entrevista es un diálogo, preparado, diseñado y organizado en el que se dan los roles de entrevistado y entrevistador. Estos dos roles, aunque lo parezca en el escenario de la entrevista, no desarrollan posiciones simétricas. Los temas de la conversación son decididos y organizados por el entrevistador (el investigador), mientras que el entrevistado despliega a lo largo de la conversación elementos cognoscitivos (información sobre vivencias y experiencias), creencias (perdisposiciones y orientaciones) y deseos (motivaciones y expectativas) en torno a los temas que el entrevistador plantea. La entrevista en profundidad por lo tanto supone una conversación con fines orientados a los objetivos de una investigación social.
 
En investigación social podemos distinguir varios tipos de entrevistas:
 
 
ENTREVISTA ESTRUCTURADA

ENTREVISTA SEMIESTRUCTURADA O FOCALIZADA

ENTREVISTA NO ESTRUCTURADA

Discurso no continuo que sigue el orden de las preguntas planteadas

Preguntas preparadas de antemano y planteadas en orden determinado.
Información parcial y abreviada

Rapidez en la recogida de la información

Nivel alto de información previa

Discurso cuyo orden puede resultar más o menos determinado según sea la reactividad del entrevistado y el flujo de un tema a otro.

Puntos de referencia de paso obligatorio para el entrevistador y entrevistado.
Información controlada

Información recogida en un mayor tiempo

Nivel medio de información previa

Discurso continuo

No preguntas preparadas con anterioridad.
Información de buena calidad, aunque no siempre útil desde el punto de vista de los objetivos de la investigación

Duración imprevista de la recogida de la información

Nivel bajo de información previa

 
 
 
Nuestro interés se va a centrar en la entrevista semiestructurada o focalizada. Este tipo de entrevista requiere de una cuidadosa preparación y realización. El investigador tiene un guión con items derivados del problema general que quiere estudiar. A lo largo de la entrevista la persona entrevistada irá proporcionando información en relación a estos items, pero el curso de la conversación no se sujeta a una estructura formalizada. Se necesitará pues habilidad del entrevistador para saber buscar aquello que quiere ser conocido, focalizando la conversación en torno a cuestiones precisas. Para ello habrá que saber escuchar, saber sugerir, y sobre todo alentar al entrevistado para que hable.

Este artículo está licenciado bajo Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License

Departamento de Sociología II. Universidad de Alicante